¿QUÉ ES LA OSTEOPATÍA?

Es una disciplina terapéutica manual, que ve la luz en 1874 (Gracias al Dr. Andrew Taylor Still). Está basada en la aplicación del concocimiento de la Anantomía, Biomecánica, Fisiología, etc. Busca determinar cómo participan los distintos tejidos en la aparición del dolor, de la disfunción y/o de la enfermedad. Y, una vez encontrada la causa, tratarla para que sea el organismo el que ponga en marcha sus programas de curación.

El Dr. Still postuló varios pricipios:

  1. Integridad del cuerpo: Las partes del cuerpo no son separables unas de otras y están todas relacionadas, por tanto hay que tenerlas todas en mente como posibles causas de la enfermedad.
  2. Interrelación entre la estructura y la función: Es necesaria la integridad e la estructura para la buena función del organismo y sin una buena función orgánica pueden ocurrir desviaciones en la estructura.

  3. Ley de la Arteria: es necesaria la integridad de los aportes -vasculares y nerviosos- y de los drenajes hacia y desde los tejidos para una buena función.
  4. Autorregulación: la naturaleza tiene todos los programas necesarios para restaurar la normalidad y la salud. Sólo hay que encontrar qué se lo está impidiendo.


En su origen, A.T. Still consedera al Ser humano en su globalidad: corporal, física, emocional, mental, espiritual... El desequilibrio de cualquiera de sus partes puede repercutir sobre el todo (ejemplo: somatizaciones de las emociones en dolores físicos).

¿QUÉ ES LA TERAPIA CRÁNEO-SACRAL?

Un alumno de A.T. Still (William Garner Sutherland) se maravillaba de la arquitectura de los biseles de las suturas del cráneo (uniones entre los huesos craneales). Como le parecía que por sus formas estaban diseñadas para el movimiento comenzó a experimentar y descubrió un movimiento rítmico al que llamó Movimiento Respiratorio Primario (MRP) y atribuía su origen a un pulso del Sistema Nervioso Central (SNC).

Empezó a desarrollar técnicas para valorar y restablecer la mínima flexibilidad normal de las suturas y pudo observar mejorías en sintomatología de sus pacientes (sinusitis, cerfaleas, falta de concentración, mareos, vómitos de los bebés...). Estaba naciendo la Osteopatía Craneal.

El Dr. John E. Upledger, en una cirugía en la que ayudaba, sintió que la duramadre poseía un mínimo y constante movimiento, lo que le sorprendió, pues se había formado en medicina general y no estaba familiarizado con los avances de la Osteopatía Craneal. Fue después cuando supo de los Osteópatas, se formó como tal y avanzó en las investigaciones, en las que pudo determinar que el proceso de producción-reabsorción del Líquido Cefalo-Raquídeo (el cual baña al SNC) es la fuerza que genera el Impulso Rítmico Craneal. También, desde finales de los años 70, inició el desarrollo de un método de tratamiento a través del Sistema Cráneo-Sacro.

¿QUÉ ES LA LIBERACIÓN SOMATO-EMOCIONAL?

Los tejidos guardan la memoria de qué les ha hecho sufrir (causas físicas, químicas, emocionales, etc.) y durante el tratamiento, con un tacto respetuoso, esta memoria puede aflorar y hacerse consciente, lo que da la posibilidad de liberarse de la carga traumática, permitiendo así que el cuerpo se relaje.